viernes, abril 13, 2012

Amor Inmortal


Tu ausencia pesa ahora  
más que nunca,
cariño atesorado en mi recuerdo.

Desgraciada la hora
en que la tumba
convirtió tus palabras en silencio.

Quizás la juventud,
con su locura,
no supo valorar tu ser sincero.

Y hoy, hecha plenitud
esta amargura,
anhela de tus labios un te quiero.

Inmenso fue y profundo
el sentimiento,
guardado inquebrantable en tus haberes.

Mientras que yo, dando tropiezos por el mundo,
ajena a lo veloz que corre el tiempo,
le di el primer lugar a otros placeres.

De qué me vale ahora este lamento
si te has ido.
De qué, si has emprendido luengo vuelo.

Es tarde, a pesar de lo que siento,
sin poder redimir lo ya perdido         
y tan sólo aferrando el desconsuelo.

Evocando tu partida hoy me arrepiento,
pues sin haber sido tu querer correspondido,
sé que me seguirás amando desde el cielo.    

Leyla Martin. S/fecha (Derechos Reservados ANP)

6 comentarios:

  1. Es triste la perdida del ser amado,bonitos versos llenos de una gran tristeza,un abrazo

    ResponderEliminar
  2. La nostalgia de lo que no se hizo en vida, y el recuerdo y añoranza del ser querido que partió.
    Un precioso verso, que te transporta, a sentir la tristeza de estas letras maravillosas. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno, con esa cadencia que le dan las rimas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Para todos quienes emitieron tan amables comenarios: ¡Mil Gracias! y un fraternal saludo.

    ResponderEliminar
  5. Para todos quienes emitieron tan amables comenarios: ¡Mil Gracias! y un fraternal saludo.

    ResponderEliminar